Lucia Koch, Mañana, montaña, ciudad

Categorías: Exposición Pasada

En las cajas de escalera de FLORA se presentan dos intervenciones de luz de la artista brasilera Lucia Koch.

 

 

Lucia Koch

Mañana, montaña, ciudad  y Brotaciones

Dos intervenciones en FLORA.

 

La arquitectura, la abstracción, la percepción y la luz son constantes en los trabajos de Lucia Koch (Porto Alegre, 1966). Por medio de intervenciones realizadas con materiales translúcidos, luces, filtros o paneles calados, Koch genera interacciones entre el adentro y el afuera. De esta manera, la artista logra alterar espacialmente los lugares en donde se ubican sus piezas, así también la experiencia cotidiana de quienes lo habitan o lo transitan.

 

El uso de filtros correctores de color para cine está presente en las intervenciones de Lucia Koch desde la década de los 90. Los filtros de colores transparentes y translúcidos colocados en ventanas modifican la percepción de aquello que vemos a través de ellas, y también de los espacios y las cosas que reciben esta luz. En Mañana, montaña, ciudad, Koch nos señala aquello que ve a través de las ventanas del tercer piso de FLORA, marcando una temporalidad sobre el tipo de luz que llega en un determinado momento del día.

 

Los cambios de percepción que la artista logra por medio del uso de los filtros no tiene como objetivo que la experiencia alterada de los colores sea individual, sino todo lo contrario, buscan la interacción entre los espectadores que vivencian y socializan una otra manera de percibir.

 

En el caso de Brotaciones, una ramificación de lámparas colocadas en el espacio de la escalera que llevan al tercer piso, Lucia Koch recupera un trabajo realizado a finales de los años 80. A partir del redescubrimiento en Colombia del dispositivo de portalámparas dobles que creía en desuso, la artista hace crecer por medio de las bifurcaciones una forma orgánica que simula ser una planta. Ramificaciones lumínicas que reverberan desde una tecnología casi obsoleta.

 

Ambos espacios intervenidos son similares, pero a la vez denota una oposición. Los dos son lugares de tránsito atravesados por una escalera y recubiertos y enmarcados por una forma semejante; sin embargo, el de Brotaciones se manifiesta como un espacio negativo y opaco, mientras que en Mañana, montaña,ciudad el espacio es transparente y por lo tanto positivo. La luz aparece en ambas intervenciones como un elemento central; en una controlada por la iluminación de las lámparas, y en la otra librada al azar de las variaciones y modificaciones de la luz diurna. Lo natural y lo artificial se activa desde lo formal, la acción directa y la indirecta.

 

Las intervenciones de Lucia Koch son pensadas en función del espacio arquitectónico y social en donde se emplazan: las personas que lo habitan y su uso. Por medio de los cambios de color, la luz natural y la artificial, Koch resignifica los espacios para quienes lo habitan y en colaboración con ellos. En este caso, un espacio que también ha sido habitado durante un tiempo por la propia artista y que ha modificado a través de la experiencia de percibirse en este nuevo contexto.

 

Pamela Desjardins

Curadora en residencia Beca Scarpetta/FLORA

 

Lucia Koch fue ganadora de la beca PArC/Arte al Día Internacional en 2013.