Carol Young, Más que la suma de sus partes

Categorías: Pasada Sala de Proyectos

23/05 – 15/07 – 2015

 
 

No dejaremos de explorar y al final de nuestra

búsqueda llegaremos a donde empezamos

y conoceremos por primera vez el lugar.

T.S. Eliot

 

El lugar de la cerámica en la historia del arte ha sido complejo de definir, considerándola muchas veces un arte menor dentro de una supuesta jerarquía artística. Siendo la cerámica una práctica milenaria, asociada a ritos de la vida cotidiana, se ha encontrado siempre marcada por una funcionalidad; pero es justamente allí, en esa utilidad, donde reside la potencia de la cerámica, al convertirla en un espacio accesible, asociado a las más remotas prácticas humanas.

 

 

Carol Young viene explorando desde hace tiempo la materia líquida y etérea a través de piezas de una gran fragilidad que remiten a los elementos agua y viento. Más que la suma de sus partes, se acerca a un tercer elemento, la tierra, por medio de cerámicas que simulan huesos, puntas de flechas, fragmentos de vasijas, rocas, fósiles de semillas, hojas y animales, extraídos de las profundidades de la tierra durante un hipotético proceso de excavación arqueológica. La manera en que las piezas se exhiben, tratando de reconstruir y clasificar, tal como se haría en un museo de ciencias naturales, hace pensar sobre el lugar en el cual se ha ubicado a la cerámica, siempre más cercana a la etnografía y la arqueología que al propio arte. Los hallazgos de restos fósiles y materiales que vemos son partes de un relato imaginario de alguna cultura y especies de un tiempo anterior. El conjunto de fragmentos se acomoda intentando restaurar un todo, una imagen de una vida arcaica como la cerámica misma.
El origen de la cerámica es justamente el origen de la primera materia transformada por el hombre, aquello que lo une al sentido de comunidad más primario y también a los orígenes del arte. Aquellas primeras formas remiten a una afectividad alojada en las capas más profundas del inconsciente. La vasija, que podría definirse como la primera forma abstracta creada por el hombre, ha contenido y resguardado cosas fundamentales para la vida como el alimento y el agua.
Más que la suma de sus partes– como gran parte del trabajo de Young- muestra otras posibilidades y otra manera de ver la cerámica, señalando en este caso a su materia prima, la tierra, y al sentimiento de arraigo y de pertenencia que posee el humano hacia ésta, y hacia todo aquello que esconde.

 

 

Pamela Desjardins, Curadora en residencia, Beca Scarpetta