KIDS CATS AND 1 DOG, Abbas Akhavan

Categorías: Exposición Permanente

31/03/2016

 

La práctica artística de Abbas Akhavan (1977, Teherán, Irán) oscila entre instalaciones efímeras in-situ hasta dibujos, videos y performances. El ámbito doméstico, como un espacio bifurcado entre la hospitalidad y la hostilidad, ha sido una constante de investigación en el trabajo de Akhavan. Sus obras más recientes se han enfocado en los espacios exteriores del hogar: el jardín, el patio trasero y otros paisajes domesticados como el tejado.

 

A lo largo de su carrera, Akhavan se ha interesado en producir obras específicas que dialoguen con espacios concretos: desarrolla sus obras para “ser” y “ser aprehendidas” en un determinado contexto, otorgándoles, así, un sentido único. Esto lo ha llevado a participar en múltiples residencias, cuya naturaleza propia le ha permitido pensar y operar en relación al espacio habitado. La modalidad de residencia también ha servido como plataforma para activar la reflexión, el estudio y la profundización de los temas que le conciernen al artista: la tensión entre lo doméstico y lo no doméstico, la interrupción del exterior en el interior del hogar, la violencia velada, entre otros, y la consolidación de una estética propia cada vez más arraigada, característica de una prolijidad y belleza únicas.

 

 

La pieza realizada para FLORA es una intervención permanente sobre el tejado de su edificio en Bogotá. Esta pieza busca evidenciar, de manera sutil, cuestiones sociales sintomáticas a la humanidad que el artista ha ido identificando a lo largo de su carrera. En esta ocasión, las preocupaciones de Akhavan han tomado la forma de un texto tipográfico que sobresale en una ciudad poblada de tejados, que se extienden hasta el horizonte. La apariencia del texto, simple y austera, se percibe ajena a la ciudad. Las características propias de la tipografía, su morfología, pulcritud y equilibrio, hacen que el texto KIDS CATS AND 1 DOG contraste con la estética de la ciudad.

 

La pieza es un grito de ayuda que nos permite reflexionar diversos aspectos que, con el tiempo, hemos considerado parte fundamental de una vida ideal: formar la familia perfecta, conseguir el mejor trabajo, alcanzar el éxito material, comprar la casa soñada, entre otros tantos; y aunque en la realidad la fuerte idealización de estos objetivos imposibilita su desarrollo en el grueso de la humanidad, no es hasta que ciertas crisis humanitarias nos golpean de frente que esta imposibilidad se vuelve latente. La desaparición tangible de aquello que mantiene nuestros ideales a flote: la pérdida de nuestros hogares, la destrucción de nuestros sitios comunes, la ausencia de nuestros seres queridos, hace que nuestros ideales parezcan más lejanos que nunca.

 

A primera vista, la pieza de Abbas Akhavan podrá recordarnos las imágenes de los tejados de Nueva Orleans días después del paso del huracán Katrina. Sin embargo, esta obra representa muchos otros síntomas característicos de una sociedad con ansias de recuperarse, pero inevitablemente decadente. En ciertos matices, la pieza de Akhavan alude a los cambios estructurales que nuestras sociedades experimentan día a día. Sea un desastre natural, una inundación, un terremoto, o una guerra civil o mundial, estas crisis humanitarias hacen que los ideales por los que vivimos y luchamos firmemente, desaparezcan. Los ideales de la posguerra se desvanecen en la aspereza del presente; los viejos paradigmas, como el American Dream, han perdido su vigencia. Las letras negras pintadas sobre el tejado blanco hacen patente la realidad en la que vivimos, una realidad alterada, resquebrajada y fracturada. Pero a su vez, nos devuelven cierta esperanza: son una llamada de auxilio.

 

 

Curada por Abaseh Mirvali, la residencia en Bogotá de Abbas Akhavan durante el mes de marzo de 2016, en conjunto con la intervención permanente en el tejado de FLORA, fueron realizadas con el valioso apoyo de José Roca, Director Artístico de FLORA, y el equipo entero de FLORA. Como parte de la inauguración se realizó una charla entre Abbas Akhavan, Abaseh Mirvali y José Roca.

 

Agradecimientos

Agradecemos a FLORA ars+natura por haber impulsado la residencia de Abbas Akhavan en su sede en Bogotá y por invitar a Abaseh Mirvali como curadora especial.

La residencia y la intervención permanente de Abbas Akhavan en FLORA ars+natura no hubiesen sido posibles sin el generoso apoyo de nuestros patrocinadores: Canada Council of Arts, Ontario Arts Council, Debra y Barry Campbell, Yvonne y David Fleck, Sue y Bill Kidd, Susie y Vahan Kololian, y Steve Wilson y Michael Simmonds, a quienes extendemos un agradecimiento especial.

Abaseh Mirvali